Maersk se pasa al sector petrolero

AP Moller-Maersk se ha puesto manos a la obra para hacer frente a la crisis económica que afecta a la industria del transporte de contenedores, y por ello, está incrementando poco a poco sus inversiones en negocios petroleros, portuarios y de perforación. Como han asegurado desde la compañía, un cambio en la estrategia generaría “importantes” inversiones en áreas como la exploración petrolera.

Maersk Line, la división de barcos de contenedores de A.P. Moller-Maersk, volvió a registrar ganancias en el segundo trimestre, pero ha luchado durante años con menores tarifas en el sector de transporte y con una superabundancia de embarcaciones, una tendencia que, según la firma danesa, va a continuar. Por su parte, la unidad Maersk Oil recibirá, debido a estos cambios, una inversión considerable.

En cuanto a los tres principales negocios del grupo, Maersk Oil, APM Terminals y Maersk Drilling, se beneficiarán de un 50% de la inversión total del grupo desde el actual 34%.

El grupo se enfrenta a importantes inversiones para hacer crecer el negocio y tiene líneas de crédito no utilizadas por 10.000 millones de dólares. Por lo que la inversión en Maersk Line se reducirá entre un 25% y un 30%, frente al 38% actual.

Se espera que APM Terminals y Maersk Drilling contribuyan cada uno con 1.000 millones de dólares a los resultados del grupo en cinco años. Cabe destacar que estas unidades contribuyeron con 600 y 500 millones de dólares, respectivamente, de los 3.400 millones de dólares de beneficios que registró el grupo el año pasado, mientras que Maersk Line registró pérdidas por 600 millones de dólares y Maersk Oil ganancias por 2.100 millones.