Con el objetivo de mejorar y simplificar su cadena de suministro, el Grupo Maersk ha decidido introducir algunos cambios en los servicios que ofrece actualmente a sus clientes en el puerto de Algeciras.

Así, a partir del día 15 de junio de 2020, la naviera danesa se reservará el derecho de cesión de todos los contenedores de importación que sean descargados en esta instalación portuaria.

Si bien la cesión del transporte terrestre de los contenedores nunca ha sido una práctica extraña para el operador si el cliente así se lo solicita, este cambio le permitirá optimizar los tiempos de gestión de las órdenes de transporte, así como facilitar una mejor ejecución de sus entregas.

Su intención al reservarse el derecho de cesión es ofrecer un producto de importación todo en uno, de modo que la única preocupación de su cliente sea elegir el punto de descarga y facilitar a la naviera los detalles de la orden de entrega.

Así, podrá ocuparse de este servicio de transporte terrestre de la mejor manera, en función de las necesidades de cada negocio, ofreciendo soluciones adaptadas a su operativa.