Maersk Tanhers rotores Flettner propulsión eólica

Si las pruebas obtienen los resultados deseados, el operador podría instalar estos cilindros en la mitad de sus buques.

Maersk Tankers ha instalado dos rotores cilíndricos Flettner de 30 metros de altura y otros cinco de diámetro en su petrolero Pelican, que es hasta el momento el buque más grande del mundo equipado con este sistema de propulsión eólica, que puede reducir el impacto ambiental del transporte marítimo.

Los cilindros giran cuando reciben el viento de costado generando un empuje hacia delante, según explican desde Anave. De esta manera proporcionan una energía complementaria al buque y logran reducir su consumo de combustible hasta en un 10%.

La embarcación ha iniciado un trayecto de prueba desde el puerto de Rotterdam para estudiar la viabilidad de esta tecnología, que también utilizan actualmente el buque ro-ro E-Ship1 para el transporte de generadores eólicos, el Estraden, que opera entre Bélgica y Reino Unido, y el ferry a GNL Viking Grace, que cubre un servicio entre Suecia y Finlandia.

Si la fase de ensayos termina con buenos resultados, el operador, que fue vendido por el Grupo Maersk en 2017 a la japonesa Mitsui & Co por 1.710 millones de dólares (1.470 millones de euros), se planteará la instalación de estos cilindros en la mitad de sus 164 buques.