Poco han tardado algunas de las navieras de la Alianza P3 en buscar otras alternativas para tratar de reducir sus costes y los espacios vacíos en los buques. Maersk Line y MSC han firmado un acuerdo para compartir el espacio en buques, un ‘Vessel Sharing Agreement’ (VSA), en las rutas Transatlántica y Transpacífica entre Asia y Europa durante diez años. Este acuerdo, que se conocerá como 2M, reemplazará todos los VSAs que Maersk Line tiene en estas rutas.

En este acuerdo se incluyen 185 buques con una capacidad aproximada de 2,1 millones de TEUs. El objetivo general de la cooperación es compartir la red para ofrecer a sus clientes mayores frecuencias y más destinos con servicios directos. De esta forma, esperan mejorar la eficiencia de sus redes y aprovechar mejor la capacidad de los buques y las economías de escala.

Para lograr este objetivo, ambas compañías realizarán un estudio de costes que posibilite mantener el mejor servicio pero con precios «más atractivos» en las rutas de este a oeste.

Según el comunicado remitido por las navieras, las diferencias entre el acuerdo 2M y la Alianza P3 son, en primer lugar, la cuota de mercado combinada, que será mucho menor y, en segundo, que la cooperación consistirá en un acuerdo ‘VSA’ puro, es decir, sin ningún organismo independiente con poderes de ejecución.

Las rutas en las que se compartirán los buques serán entre Asia y Europa, la Transatlántica, que une Europa con la coste este de Estados Unidos, y la Transpacífica, entre Asia y las costas este y oeste de Estados Unidos.

Estos cambios afectarán, en concreto, a 21 líneas. De ellas, seis pertenecen a la ruta entre Asia y el norte de Europa, cuatro a Asia-Mediterráneo, cuatro a Asia-costa oeste de Estados Unidos, dos a Asia-costa este de Estados Unidos, tres a norte de Europa-Estados Unidos y otras dos al Mediterráneo-Estado Undios.

Maersk Line proporcionará 110 buques con una capacidad total de 1,2 millones de TEUs, que suponen el 55% de toda la capacidad de la naviera, mientras que MSC pondrá en funcionamiento 75 buques con una capacidad de 0,9 millones de TEUs, que es el 45% de la capacidad total de la compañía. Todos los buques seguirán siendo de ambas empresas, que los operarán de forma separada.

El VSA no incluye operaciones marítimas conjuntas, por lo que cada parte llevará por su cuenta las labores de estiba, la planificación de viajes y las actividades portuarias. Sin embargo, un comité conjunto de coordinación vigilará el funcionamiento de la red a diario.

Está previsto que este acuerdo 2M se ponga en marcha a principios de 2015, aunque la fecha de inicio está condiciona por la presentación de la información, y en algunos casos la aprobación, ante las autoridades pertinentes.