Mahou-San Miguel ha desarrollado en colaboración con DW Plastics un innovador palet de plástico reciclado para suministrar sus cajas al canal Horeca. Su uso permitirá la generación de un 84% menos de CO2 y la reducción del impacto del uso de masa forestal. Además, los nuevos palets formarán parte del circuito de envase reutilizable, siendo marcados y controlados en todo momento de la cadena de distribución. Su índice de retorno será superior al 90% y el porcentaje restante se reciclará para la fabricación de nuevas unidades. El grupo también gestionará de manera sostenible su anterior parque de palets de madera, los cuales serán reutilizados o reciclados.

Además los nuevos palets permitirán una mayor seguridad en el transporte y manipulación al ser más ligeros, fácilmente apilables e higiénicos, además de contar con una mayor vida útil, alrededor de 15 años sin necesidad de mantenimiento.

Todo el parque de formatos retornables de Mahou-San Miguel, cajas y barriles, pasará, de esta forma, a distribuirse en palets de plástico reciclado.

Por otra parte, al tratarse de plástico reciclado estas estructuras se convierten en una salida valorizable para un residuo de difícil gestión y desaparece así el riesgo de emisión de compuestos volátiles que implica la eliminación del mismo por incineración. Además, se reduce en un 80% el consumo derivado del petróleo. Todo ello ayuda al cumplimiento de los objetivos de reciclado asumidos por la UE en la Directiva de envases y residuos de envases.

Palet DW Plastics para Mahou

Innovación, calidad y medio ambiente

Desde 2001, el grupo cuenta con un Sistema de Gestión Ambiental, certificado según las normas ISO 14001 y EMAS que permite identificar, evaluar y controlar los diversos aspectos ambientales en todas las fases de su proceso productivo.

En 2010, sus inversiones en esta línea fueron de 84 millones de euros destinados, sobre todo, a mejoras en las fábricas en materia de innovación, calidad y medio ambiente.

Mahou-San Miguel ha alcanzado también un acuerdo con Endesa para el suministro de Energía Verde a sus centros de producción de cerveza y de embotellado de agua, lo que se traduce en una reducción de emisiones al medio ambiente de casi 40.000 toneladas de CO2 al año.

La I+D+i es un eje estratégico para el grupo cervecero, que centra su preocupación en dos puntos principalmente: envases y embalajes y nuevos productos y procesos, dentro del que se presta una especial atención a los apartados de calidad del producto, costes y a la protección del medio ambiente.