Mahou San Miguel ha presentado el nuevo camión híbrido Fuso Canter que ha adquirido para la distribución en Granada, que se suma a la flota comercial de coches eléctricos que circulan por la ciudad desde mediados de 2017. Esto ha permitido reducir las emisiones de CO2 un 54%.

Este camión combina los beneficios del motor térmico con los del eléctrico, garantizando así potencia y rendimiento, con una baja contaminación. Con un MMA de 4.700 kg, este vehículo cuenta con la etiqueta ambiental ‘ECO’ de la DGT, al conseguir una reducción del consumo de combustibles derivados del petróleo y, por tanto, para la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero.

La compañía cervecera demuestra una vez más su responsabilidad para la optimización de su actividad en Granada y avanza en su objetivo global de conseguir una flota 100% sostenible en cinco años y de impulsar la sostenibilidad entre sus distribuidores, fijado en su plan estratégico «Somos 2020«, que se presentó a comienzos de año.

La apuesta de Mahou San Miguel por la tecnología eléctrica e híbrida se enmarca dentro de un Plan Global de Movilidad Sostenible, en el que su centro de producción de Granada es referente al promover entre sus empleados las alternativas sostenibles para desplazarse a su lugar de trabajo.