Motor ME-GI de MAN Diesel&Turbo

Motor ME-GI de MAN Diesel&Turbo

MAN Diesel & Turbo ha recibido un pedido de cuatro motores MAN B&W 5G70ME IG que se instalarán en dos buques metaneros encargados por el grupo BW. Daewoo Shipbuilding & Marine Engineering, DSME, se está encargado de la construcción de ambos barcos.

La especificación técnica del motor cumple con la Tier II de la OMI y cuenta con varias opciones para cumplir con los cambios introducidos por la Tier III, cuya entrada en vigor será en 2016. Los buques, de 173.400 m², serán entregados a finales de 2017 o principios de 2018 y se construirán en el astillero Okpo de DSME en Geoje, Corea. El acuerdo representa el segundo contrato de colaboración entre DMSE y MAN Diesel&Turbo para la construcción de metaneros de GNL, después de firmar otro pedido en 2012.

Adaptación a la Tier III

Para cumplir la norma Tier III se requiere una reducción del 80% en las emisiones de azufre en comparación con la Tier I,  dentro de las áreas designadas de control de emisiones (ECASs) durante un ciclo de pruebas definido.

Por ello, MAN Diesel&Turbo ha desarrollado dos soluciones que ayuden a cumplir con este límite; por un lado, la reducción catalítica selectiva, SCR, que implica la reacción catalítica acelerada de óxidos de nitrógeno con amoníaco para formar agua y nitrógeno; y por otro, la recirculación de gases de escape, EGR, que realiza la recirculación de una parte del gas de escape del motor para devolverlo a los cilindros.

El motor ME-GI

El motor ME-GI ofrece la opción de utilizar tanto gasoil como GNL en función del precio y la disponibilidad, así como de las normativas medioambientales. El ME-GI utiliza la inyección de gas a alta presión. También se ha desarrollado otro modelo de motor que utiliza GLP, metanol y otros gases líquidos como combustible.

Además, los cuatro motores que se instalarán pertenecen a la gama ‘G’, disponnible en el mercado desde octubre de 2010 con el modelo G80ME-C9. Este tipo de motores son compatibles con hélices más grandes que los diseños actuales, facilitando una mayor eficiencia en el consumo de combustible; en concreto, se estima que el ahorro puede ser del 4,7%, una cifra similar para la reducción de emisiones de CO2.