Los camiones son indispensables para el transporte de mercancías en todo el mundo. No obstante, solo en Alemania, los atascos causan cada año miles de millones de euros en daños económicos, sin olvidar que alrededor del 90% de los accidentes en carretera se deben a errores humanos o que la falta de conductores está frenando el crecimiento de muchas empresas.

En este contexto, MAN Truck & Bus, Knorr-Bremse, Leoni y Bosch han unido fuerzas a través del proyecto Atlas-L4 para lograr más seguridad, flexibilidad y eficiencia en el sector de la logística mediante la puesta en circulación de camiones de conducción autónoma en autovías y carreteras del país a mediados de esta década.

Este proyecto pretende contribuir a disminuir la congestión y los accidentes, reducir el consumo de combustible y las emisiones de CO2, aumentar la flexibilidad de uso de los vehículos y poner a prueba conceptos para contrarrestar la escasez de conductores.

Para ello, cuentan con el apoyo del proveedor de de logística automatizada Fernride y el fabricante de herramientas de prueba BTC Embedded Systems, así como la Fraunhofer-Gesellschaft, la Universidad Técnica de Múnich y la Universidad Técnica de Brunswick. TÜV SÜD y Autobahn también aportarán su experiencia en cuanto a la viabilidad práctica y el proceso de homologación.

El objetivo es el desarrollo de un camión autónomo que cumpla los requisitos establecidos para la futura conducción sin conductor entre centros logísticos, tanto en autovías como en carreteras definidas, en lo relativo a la seguridad operativa, la monitorización remota y la transmisión de datos.

Financiada por el Ministerio Federal de Economía y Protección del Clima, la iniciativa se centra en las oportunidades que brinda la legislación sobre conducción autónoma aprobada en 2021 en Alemania. A mediados de la década ya debería estar disponible un concepto, listo para entrar en producción.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110