Los pedidos encargados a MAN en el mercado europeo han crecido un 9% hasta septiembre de 2015 con respecto a los nueve primeros meses del ejercicio anterior, alcanzando un valor de 7.400 millones de euros. 

La demanda del fabricante alemán se ha visto impulsada este 2015 por una mayor predisposición de los transportistas para adquirir vehículos Euro 6, algo que ha contribuido al crecimiento de la industria en general en el viejo continente.

Del mismo modo, al igual que sucede con otros fabricantes, el difícil momento que experimenta Brasil ha provocado un descenso en la cartera de pedidos de MAN en toda Latinoamérica, que se han reducido un 3% hasta septiembre con respecto a los nueve primeros meses de 2014, hasta situarse en 8.100 millones de euros. 

En lo que respecta a las ventas hasta septiembre de 2015, estas han ascendido en Europa un 9% hasta los 6.500 millones de euros, mientras que en América Latina se han reducido a la mitad, pasando de los 1.700 millones de euros de enero-septiembre de 2014 a los 900 millones de euros de los nueve primeros meses de 2015.

Disminuyen los pedidos de MAN Diesel & Turbo

Más allá de los vehículos destinados al transporte por carretera, el negocio marítimo del grupo ha experimentado un crecimiento en el número de ventas pero una disminución en la entrada de nuevos pedidos.

Así, mientras la entrada de pedidos de MAN Diesel & Turbo ha disminuido un 11% entre 2014 y 2015, hasta los 2.200 millones de euros, las ventas han crecido un 5% hasta los 2.400 millones de euros.

Sumando todas sus filiales y áreas de negocio, el Grupo MAN ha registrado un incremento en la cartera de pedidos del 5% durante los nueve primeros meses de 2015, hasta los 10.600 millones de euros, si bien los ingresos por ventas han disminuido un 2% hasta los 10.000 millones de euros.

A pesar del buen momento que experimenta en Europa, el fabricante espera una ligera disminución de sus ingresos en este 2015, año en el que el beneficio operativo se verá afectado por los gastos para la reestructuración acometida y el considerable deterioro del mercado brasileño.