La dirección de MAN Truck & Bus ha alcanzado un acuerdo con la alemana Binz para la venta de la planta del fabricante de vehículos industriales en la localidad germana de Plauen.

Ya el pasado mes de septiembre de 2020, la compañía anunció que la compañía estaba considerando la opción de cerrar la planta como parte de su reestructuración y ahora se está concretando la opción sobre la base de un acuerdo con los representantes de los trabajadores de la instalación.

Binz es un fabricante de vehículos especiales con sede en Ilmenau, localidad del estado de Turingia, en el este de Alemania, que cuenta con una amplia experiencia en el ámbito de la modificación de vehículos.

Precisamente esta especialización es la causa del interés de la marca en la factoría, de tal modo que, además de las instalaciones inmobiliarias y de producción, la empresa de Turingia se hará cargo también de todos sus empleados.

Con la operación, MAN Truck & Bus encuentra una salida adecuada para estas instalaciones y para su plantilla con una empresa que cuenta con una importante tradición en la producción de vehículos comerciales, que, por otra parte, necesita más infraestructura para atender un crecimiento de ventas medio del 25% anual en los últimos años.

Ambas partes esperan completar la transacción antes del 1 de abril de 2021.

Las modificaciones de autobuses y furgonetas que venía realizando MAN Truck & Bus en Plauen se adjudicarán en un futuro a otras plantas de la marca que fabrican vehículos base.