El modelo ERD 220i es la nueva transpaleta eléctrica de Jungheinrich, diseñada para facilitar un uso flexible en la manipulación dentro del almacén y en la carga y descarga de camiones.

Se trata de una transpaleta de dimensión L2 de solo 1.065 milímetros siendo la carretilla más compacta de su clase gracias a su nueva batería de iones de litio, lo que se traduce en una reducción de las dimensiones de aproximadamente un 25%.

Su tamaño ayuda a que la carretilla eléctrica sea particularmente versátil y ágil de conducir. Además, su radio de giro se ha reducido a solo 1.985 milímetros, lo que ayuda a crear un nuevo espacio libre en los almacenes existentes permitiendo maniobras precisas incluso en espacios reducidos.

Para su diseño, Jungheinrich ha utilizado dos módulos de batería de 130 Ah que se alojan dentro del chasis de la carretilla, lo que ayuda en la distribución de su peso, a una aceleración más potente y velocidades de conducción de hasta 14 km por hora.

El espacio ahorrado también permite ofrecer la carretilla en dos versiones de plataforma, ambas con paneles de protección laterales fijos en tres lados, lo que permite una conducción segura y una posición más cómoda.

La carretilla eléctrica ERD 220i permite recoger los palets de forma rápida y segura. También reduce su velocidad a una velocidad configurable individualmente, de modo que el conductor puede cruzar el umbral entre el camión y el almacén de una manera más cómoda para la espalda.

También incluye el sistema smartPILOT, que permite el control intuitivo de todas las funciones del vehículo con una sola mano. Incluye una posición central automática del volante y es regulable en altura de serie.

Cabe destacar la nueva interfaz de carga, que permite que el vehículo se conecte directamente a cargadores rápidos externos, mientras que el cargador integrado opcional permite cargar en cualquier toma.