Ambos modelos combinan la resistencia de un producto de tipo industrial con la sencillez de uso de una impresora de sobremesa. La PD43 y la compacta PD43c han sido diseñadas fundamentalmente para mercados industriales ligeros como el de transporte y logística: aerolíneas y aeropuertos, almacenes y centros de distribución.

La PD43 y la pequeña PD43c integran la más novedosa tecnología de impresión en dos modelos compactos y robustos. Estas impresoras pueden escalarse a medida que el cliente necesite más prestaciones, de forma que es posible reducir sus costes sin sacrificar el rendimiento.

Según afirman desde Honeywell, la facilidad de uso, la fiabilidad y el ratio precio-rendimiento son críticos y determinantes en las inversiones en tecnología de identificación y captura de datos.

Fiabilidad en entornos exigentes

Diseñadas para operar en diferentes entornos exigentes, la familia PD43 está focalizada en el rendimiento, imprimiendo hasta 20 cm/seg. Su carcasa metálica y su mecanismo de impresión en aluminio fundido aseguran la máxima fiabilidad y durabilidad.

Son totalmente “plug & play” compatibles con protocolos, lenguajes y configuraciones existentes. Tienen capacidad para programarse por lo que no necesitan conectarse a ningún PC, pudiendo además controlar, gracias a la conectividad WIFI 802.11, otros periféricos o sensores.

Respecto a su uso se han facilitado las operaciones al extremo, de forma que no es necesario personal especializado para utilizarla ya que cuentan con una pantalla en color que informa de las operaciones.

Igualmente son muy fáciles de mantener ya que se puede cambiar el cabezal sin necesidad de herramientas.

Y un tercer elemento diferencial es la robustez y fiabilidad, que protege la inversión. Pueden integrar consumibles de gran capacidad lo que reduce los tiempos de parada y mejora el rendimiento del equipo.

Dentro de esta protección de la inversión podemos mencionar igualmente la gran cantidad de accesorios disponibles.