La inminencia de las próximas citas electorales parece obrar el milagro de desatascar proyectos largamente enquistados.

En este sentido, el último pleno del Ayuntamiento de Manzanares ha dado luz verde definitiva al proyecto de Sepes que permitirá, en su primera fase, urbanizar 264.000 m² de suelo industrial.

Esta iniciativa, sin coste económico para el municipio, comenzó en 2005 y permitirá ofrecer suelo industrial a precio muy competitivo a las empresas interesadas en instalarse, tanto en el polígono que el Ayuntamiento desarrolla en el Sector 5 como en la ampliación que llevará a cabo Sepes.

Está previsto que la empresa pública desarrolle en el proyecto una inversión de 8,6 millones de euros.

El parque empresarial viene a ampliar el histórico polígono industrial Manzanares, actualmente consolidado y en pleno funcionamiento, que conforma uno de los principales polos de actividad económica de Castilla-La Mancha.

Se desarrollará sobre una superficie aproximada total de 100 hectáreas, que una vez finalizadas las obras dispondrá de 630.000 m² de suelo urbanizado, distribuido en 232 parcelas para actividades económicas.

A su vez, este desarrollo se realizará por etapas, atendiendo a la demanda del mercado.