El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ha indicado este viernes que el Gobierno está dispuesto a devolver íntegramente el ‘céntimo sanitario’ a los contribuyentes que lo hayan solicitado, a pesar de que inicialmente estableció que únicamente devolvería una parte para mantener los mínimos del impuesto y no incumplir una directiva comunitaria.

Ferre, que clausuró las jornadas tributarias del Registro de Economistas Asesores Fiscales, quiso trasladar así un «mensaje de tranquilidad» a los transportistas, que han anunciado paros para el 17 de noviembre por este asunto, y añadió que no serán necesarios que se lleven a cabo dichos paros porque Hacienda está mostrando una «actitud de apertura y de disponibilidad» para analizar las observaciones y los argumentos jurídicos que han presentado las organizaciones de transportistas.

«Tenemos plena voluntad de darle satisfacción al sector del transporte y llevar a cabo la devolución del ‘céntimo sanitario’ en los términos más razonables (…), por tanto, hay una apertura del Ministerio a llegar a un entendimiento con el sector«, subrayó Ferre.

Según a confirmado Ferré a preguntas de los periodistas,» el Gobierno podría devolver entonces los 2.500 millones de euros que estiman que podrían ser reclamados por los transportistas», en lugar de los 2.000 millones que tendría que devolver manteniendo los tipos mínimos del impuesto»,  y ha añadido que «eso es precisamente lo que está planteando Hacienda«.

«El sector del transporte nos ha presentado argumentos jurídicos que contradicen la interpretación que se había seguido hasta el momento por Hacienda y vamos a analizarlos con el mejor ánimo y la mejor disposición para que este conflicto no sea necesario porque no es bueno ni para el sector ni para la economía en su conjunto«, reiteró.

A vueltas con la devolución desde febrero

La decisión adelantada por Ferre se produce después de que el Ministerio de Hacienda afirmara que, según una comunicación de la Comisión Europea, debía devolver únicamente una parte del ‘céntimo sanitario’, declarado ilegal por el Tribunal de Justicia Europeo, para cumplir con la directiva comunitaria que fija unos tipos mínimos en el Impuesto sobre Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos (VMIH), conocido como ‘céntimo sanitario’.

El TSJL añadía en su resolución, que era una obligación jurídica garantizar el nivel mínimo de imposición exigido por dicha directiva de fiscalidad energética a la hora de realizar las devoluciones.

Como consecuencia de esta interpretación, Hacienda calculó que la aplicación de este nivel mínimo ahorraría al Gobierno español alrededor de 400 millones en las devoluciones, con lo que estimó que la cifra rondaría los 2.000 millones de euros y no los 2.500 que se estimó inicialmente, lo que ha motivado el anuncio, por parte de los transportistas, de un paro nacional a partir del 17 de noviembre al rechazar estos importes.

Durante la rueda de prensa que este jueves ha ofrecido la Confederación Española de Transporte de Mercancías para justificar la anunciada huelga patronal del sector, su presidente Marcos Montero justificaba la anunciada huelga patronal del sector, ante la negativa de la Agencia Tributaria y ministerio de Hacienda de devolver la integridad del “céntimo sanitario” a las empresas transportistas que lo ha solicitado y trasladaba “la responsabilidad de las consecuencias que sobre la economía tenga el paro que el transporte de mercancías por carretera realizará a partir día 17 corresponderán a este Gobierno y a Cristóbal Montoro”.

Tras este posicionamiento, se daba un plazo razonable al gobierno “para que tome las medidas que lo eviten y que pasan por el compromiso firme de la devolución íntegra del impuesto mal cobrado”, como así lo ha confirmado este viernes el Secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferré.

A partir de ahora, habrá que esperar a conocer los detalles de esa «disposición del Gobierno para evitar un paro innecesario», que estaba apoyado por todas las asociaciones del sector y que iba a ser convocado de forma oficial el próximo martes 11 de noviembre, en la rueda de prensa anunciada por el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) en la sede del Ministerio de Fomento.