Marcotran ha iniciado las operaciones en su nueva plataforma situada en Voronezh, al suroeste de Rusia, donde desarrollará su actividad con medios propios. Se encuentran a unos 500 kilómetros de Moscú, por lo que le permitirán ofrecer a sus clientes una alternativa ventajosa en cuanto a tránsito y costes respecto al tradicional acceso norte, a través de la capital rusa.

El operador logístico aragonés, que cuenta con una amplia experiencia en el área de transporte y logística en el país, ha optado por la apertura de este nuevo centro ante el incremento del consumo en las regiones meridionales, como Rostov, Krasnodar, Volgogrado o Astracán.

De este modo, podrá llevar a cabo la distribución de última milla en este área, ofreciendo una cobertura integral a sus clientes en Rusia junto con las instalaciones que opera en la capital.

El ‘hub’, de 15.000 m², dispone de unos 1.500 m2 dedicados al almacenaje a nivel de suelo, y cuenta con muelles de carga y descarga adaptados para diferentes tipos de vehículos que pueden operar hasta seis camiones de forma simultánea

Estas instalaciones, que podrían mantenerse operativas las 24 horas del día en caso de ser necesario, garantizarán que la mercancía se mantenga a una temperatura correcta durante los meses más fríos.

También se llevará a cabo un registro obligatorio de los camiones que entran y salen del recinto, a los que se les realizará un seguimiento, pudiendo ofrecer las estadísticas a los clientes.