Dado que el estado de alarma se está alargando para contener la pandemia de coronavirus, la Dirección General de la Marina Mercante considera primordial mantener la actividad de la formación marítima impartida por los centros públicos y privados.

Con esta finalidad, se pretende reconocer validez a determinada formación marítima en las modalidades a distancia y on-line, tal y como ya han hecho otros países.

De igual manera, también se tiene en cuenta a estos efectos que diversos centros docentes universitarios y de formación profesional españoles han adoptado estas modalidades de enseñanza en la formación marítima.

En este sentido, se autoriza la formación marítima teórica en las modalidades a distancia y on-line solo durante la vigencia del de estado de alarma y en tanto se mantengan las limitaciones a la libertad de circulación de personas, aunque estas enseñanzas podrán continuar en aquellos cursos que hubieran comenzado antes de la finalización del estado de alarma o bien acordarse su continuación ya de forma presencial.

Además, Marina Mercante ha fijado una serie de criterios técnicos, de actividad y de herramientas de formación que habrán de cumplir las plataforma de formación que se empleen en esta formación.

En lo que se refiere a la evaluación se ha determinado que deberá tener en cuenta la participación del alumno en debates y un examen final, tipo test, según la homologación del curso.