El Gobierno ha dado el visto bueno a una inversión de 18,5 millones de euros para llevar a cabo la conectividad ferroviaria interna del puerto de Castellón.

Dicho proyecto comprende tanto la red ferroviaria en la dársena sur y zona de acopio por algo más de seis millones de euros, como las obras del puente ferroviario y conexión ferroviaria norte por un valor de 12,5 millones de euros, de los que un 20% están subvencionados con fondos europeos.

Con esta aportación, el puerto de Castellón es el sexto puerto de España en conseguir este tipo de ayudas de la UE, que solo concede a actuaciones que considera esenciales para la red transnacional.  Unas obras que mejorarán la actividad económica y el empleo en la provincia, además de prestar servicio a su tejido productivo.

Los trabajos de ejecución se verán acompasados con los proyectos de accesos ferroviarios por el sur y la estación intermodal. Unas actuaciones que supondrán un ahorro de costes logísticos para las empresas castellonenses y que darán respuesta a los sectores productivos de la provincia.

Por otro lado, la Autoridad Portuaria ha probado la cesión del edificio del faro de Columbretes como base para el desarrollo de actividades científicas y de seguimiento del espacio marítimo terrestre de las islas y de divulgación de las reservas marinas.

Aparte, se han llegado a otros acuerdos como la concesión administrativa a Servicios Portuarios GarbaPort para la ocupación de una superficie en la zona de servicio del puerto.

También una modificación sustancial por prórroga del plazo de la concesión administrativa para la ocupación de una parcela de 6.600 m² a Noatum Terminal Castellón en la nueva explanada de la zona del puerto.