La Autoridad Portuaria de Cartagena ha inaugurado esta mañana el muelle polivalente de graneles sólidos de la ampliación de la dársena de Escombreras.

Esta infraestructura supone un importante impulso para la actividad del puerto de Cartagena y para facilitar el tránsito de buques de gran calado. El muelle inaugurado forma parte del conjunto general de la dársena de Escombreras, cuyas obras de ampliación comenzaron en el año 2000 y en las que se han invertido cerca de 140 millones de euros.

El nuevo muelle tiene 576 m de la línea de atraque,  y 24 m de calado. La superficie  del muelle en la que se ubicará la zona industrial y logística, rondará los 200.000 m², una vez estén terminados todos los rellenos.

El presidente en funciones de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel acompañado por el presidente de la Autoridad Portuaria, Adrián Ángel Viudes, el consejero de Obras Públicas y Ordenación del Territorio en funciones, José Ballesta, y la alcaldesa electa de Cartagena, Pilar Barreiro, entre otras autoridades, recorrió las nuevas instalaciones y destacó la importancia que esta infraestructura portuaria representa para la Región.

El nuevo muelle permitirá atender barcos de 23 m de calado, lo que supondrá un aumento de la actividad de este tipo de buques por la facilidad de carga y descarga. Esto permite unas previsiones de aumento de tráfico de graneles sólidos, que pasarían así de los 3,2 millones de toneladas actuales a los 4,4 millones previstos en el año 2015.

Nuevas oportunidades

La inversión en el nuevo muelle supera los 30 millones de euros, la mitad de fondos FEDER, y su objetivo es convertir el puerto de Cartagena en uno de los más importantes de España, ha reiterado el presidente.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Adrián Angel Viudes, ha anunciado que ha pedido al ministerio de Fomento y a ADIF la licitación de la línea férrea de mercancías con Escombreras. Viudes ha explicado que el puerto ya ha realizado la correspondiente reserva de suelo para los trazados de la línea y ha recordado que el organismo portuario está dispuesto a colaborar en la financiación.