La flota inactiva de portacontenedores se ha situado por primera vez a lo largo de 2020 por debajo del límite del millón de TEUs, coincidiendo con la reanudación de numerosos servicios entre Asia y Europa, así como en el mercado transpacífico, que habían sido suspendidos por la pandemia.

A mediados de agosto, según las cifras que maneja Alphaliner, la flota inactiva se situaba en los 223 buques, con un total de 969.000 TEUs de capacidad, lo que supone el 4,1% de la flota mundial total.

Esto supone un descenso de 586.959 TEUs respecto al recuento anterior de la consultora, que se realizó a principios del mes. Estos datos contrastan con los recogidos a finales de mayo, cuando la flota inactiva batió un récord, al alcanzar los 2,72 millones de TEUs de capacidad, el equivalente al 11,6% de la capacidad total.

No obstante, el porcentaje variaba sustancialmente entre los 12 operadores de mayor tamaño, pasando del 1,8% de Wan Hai hasta el 32,9% de HMM. También conviene destacar que el índice de fletes ha aumentado un 35% en agosto y va camino de recuperar lo perdido durante la crisis sanitaria del Covid-19.