El puerto de Cartagena ha cerrado ocho nuevas escalas a partir del mes de julio a través de la naviera Aida, lo que significa que Cartagena incrementará sus previsiones de atraque de cruceros en la terminal de la dársena, situación que favorecerá a hosteleros y comerciantes de la zona.

Se trata de la segunda naviera que apuesta por el puerto de Cartagena como escala de rutas nacionales por puertos españoles del Mediterráneo. Lo que ayudará a impulsar también la vuelta de los cruceros internacionales a la región para el mes de julio.

El primer crucero tendrá lugar el 14 de julio, que continuará durante los meses de agosto, septiembre y octubre, con ocho escalas en una ruta que partirá y volverá al puerto de Palma de Mallorca en el buque híbrido AidaPerla, que tiene capacidad de transporte para más de 4.000 personas.

Se trata de un barco híbrido con un sistema de baterías de iones de litio de 10.000 kW/h. La batería permite el funcionamiento con cero emisiones durante el atraque en los puertos y ahorra combustible con la reducción de picos durante el funcionamiento híbrido cuando esté en el mar.

El itinerario será muy similar al de la naviera TUI, que traerá a Cartagena los dos cruceros el 19 de junio y el 3 de julio, tras más de un año de paralización del sector como consecuencia de la Covid-19.