Ampliación del Puerto de Sagunto

Según ha podido conocer cadenadesuministro.es, Terminal Polivalente Portuaria de Sangunto (TPPS),  que tiene la  concesión explotación de la Terminal Polivalente n.º 2 situada en la ampliación del Puerto de Sagunto, ha solicitado la situación concursal. No obstante, desde la Autoridad Portuaria de Valencia se ha señalado a este medio que no tiene conocimiento oficial de que la concesionaria haya solicitado el concurso.

De confirmarse la solicitud concursal, la concesionaria seguiría los pasos de Noatum Terminal Graneles Valencia, que se acogió al concurso de acreedores el pasado mes de abril. En todo caso, la autoridad portuaria valenciana advierte en que esta situación no afecta en ningún caso a la actividad del puerto de Sagunto dado que la terminal no está construida. Además, también entiende que la solicitud de concurso no presupone la liquidación de la empresa ni su cese de actividad.

Terminal Polivalente Portuaria de Sangunto es una filial del grupo industrial valencia Ros Casares y obtuvo la concesión del espacio portuario en diciembre de 2006 por un periodo de 25 años. No obstante, el pasado mes de diciembre de 2012 la compañía solicitó la excisión de la concesión a lo que el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Valencia no accedió al entender que no concurrían la circunstancias alegadas por la compañía en la solicitud.

En julio de 2007 TPPS publicó el anuncio por el que convocaba la licitación de la obras de construcción de la Terminal Polivalente n.º 2 en el muelle oeste de la dársena sur de la ampliación del Puerto de Sagunto, con un plazo de ejecución de 15 meses, pero finalmente el proyecto no se ha realizado.

La matriz de la compañía, Ros Casares, atraviesa una delicada situación. De hecho, uno de sus proyectos estrellas del grupo, la ciudad Ros Casares en Valencia, ha pasado recientemente a ser propiedad del Banco SabadellCAM tras cerrar una dación en pago. El banco ha pagado un euro por la sociedad Ros Casares Espacios, que arrastra una deuda de 220 millones de euros y es propietaria de los 14 edificios del proyecto inmobiliario.