Pese a que las autoridades marroquíes han establecido medidas de confinamiento de la población para contener el avance de la pandemia de coronavirus, el país alauí también ha decidido flexibilizar las operaciones de transporte de mercancías.

Con esta medida busca garantizar el abastecimiento a la población, por lo que hasta la fecha no se registran incidencias significativas en el transporte internacional de mercancías por carretera que se realiza entre España y Marruecos.

Ambos Gobiernos han establecido un protocolo de actuación para favorecer la adecuada realización de los transportes por carretera entre ambos países, de tal modo que se permita continuar prestando los servicios de transporte con normalidad hasta que finalice la crisis sanitaria, incluso con documentos caducados.

Así, según Fenadismer, mientras dure la situación de excepcionalidad seguirán considerándose válidos este tipo de documentos a pesar de que hubieran perdido su vigencia.

Sin embargo, el régimen de permisos bilaterales se mantiene vigente, por lo que en consecuencia seguirá siendo exigible el permiso bilateral asociado a cada operación de transporte e igualmente el tríptico de estancia temporal en Marruecos.

Dichas autorizaciones podrán continuar solicitándose en el Ministerio de Transportes español, a través de sus organizaciones y entidades colaboradoras, para lo que la Dirección General de Transporte Terrestre ha habilitado un servicio especial de asistencia para la expedición de los permisos bilaterales necesarios.