examenes-cap-en-murcia

Todos los inscritos han tenido que superar una formación inicial obligatoria.

El Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña ha celebrado las pruebas para obtener el Certificado de Aptitud Profesional, CAP, necesario para el transporte de mercancías y viajeros en las vías públicas de la Unión Europea.

En esta edición, se han inscrito 527 personas para el examen de transporte de mercancías y 241 para el de transporte de viajeros. Las pruebas se llevan a cabo seis veces al año en Barcelona, Gerona, Tarragona, Lérida y las Tierras del Ebro.

Todos los inscritos han tenido que superar una formación inicial obligatoria en alguno de los 489 centros autorizados por la Dirección General de Transportes y Movilidad en toda Cataluña. La mayoría de los cursos se han desarrollado en la modalidad inicial acelerada de 140 horas.

El objetivo del CAP, que tiene una vigencia de cinco años, es proporcionar los conocimientos necesarios para el ejercicio profesional, haciendo especial énfasis en la conducción segura y racional, la prevención de riesgos laborales y el conocimiento de la reglamentación de transporte por carretera.

Para su renovación, es preciso que los conductores realicen un curso de formación continua de 35 horas. Por demarcaciones, en Barcelona, 297 personas se han presentado al examen para obtener el permiso de mercancías y siete para renovarlo, mientras que 160 lo han hecho para el de viajeros y otras 11 para renovarlo.

Por su parte, en Gerona, 60 aspirantes han tratado de obtener el CAP para mercancías y ocho para viajeros, siendo una y cinco respectivamente las personas que se han presentado para su renovación. Mientras, en Lérida 61 inscritos quieren obtener el certificado para mercancías y cuatro para viajeros, existiendo otras ocho personas que desean renovar este último permiso.

Por último, en Tarragona, 96 aspirantes han intentado superar el examen del CAP para mercancías y 41 el de viajeros, siendo cinco y cuatro respectivamente los que se han presentado para renovarlo.