La Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz tiene previsto invertir 2,2 millones de euros en la urbanización del entorno del Puesto de Control Fronterizo de la nueva terminal de contenedores, anteriormente conocido como Puesto de Inspección Fronterizo, PIF.

Con un plazo de ejecución de seis meses, estas obras consistirán en la ejecución de la urbanización perimetral asociada al nuevo edificio del Puesto de Control Fronterizo de Cádiz, que ya está finalizado. Ahora, se hace necesario acometer la urbanización de la zona de carga, zona de espera y aparcamiento, así como del entorno del área.

Entre las actuaciones previstas, se incluyen los servicios básicos necesarios para la puesta en servicio de la zona, como drenaje, abastecimiento de agua, sistema contra incendios, canalizaciones de electricidad, alumbrado y comunicaciones.

También se realizarán movimientos de tierra, pavimentaciones para el tránsito y aparcamiento de vehículos ligeros y pesados, y el cerramiento perimetral de la zona, además de habilitar un centro de transformación. Las obras enlazarán, asimismo, con los viales existentes.

Junto con la construcción de la nueva terminal de contenedores, este proyecto servirá para potenciar el tráfico lo-lo en la dársena de Cádiz.