También se presentará la nueva experiencia de realidad inmersiva en 360º del puerto dentro de un contenedor de carga.

El 10% de las exportaciones desde el puerto de Barcelona se dirigen hacia el país asiático.

El 23% de los contenedores que mueve el puerto de Barcelona tienen como origen o destino los puertos chinos. Así se ha puesto de manifiesto durante la Sino-International Freight Forwarders Conference 2019, que se está celebrando en Hong Kong.

Allí, los representantes de la instalación catalana han recordado que el 42% de sus importaciones proceden del país asiático y el 10% de sus exportaciones se dirigen hacia él. El puerto de Barcelona da acceso, por tanto, a un mercado de más de 400 millones de consumidores.

Además, garantiza a sus clientes unos tiempos de tránsito más cortos que los puertos del norte de Europa entre China y el continente europeo, ya que no superan los 24 días. Igualmente, ofrece un ahorro de hasta el 15% en los costes de distribución y una reducción del 20% en la huella de carbono de las cadenas logísticas.

Por otro lado, favorece una conectividad fiable, eficiente y competitiva con los países del norte y sur del Mediterráneo, con servicios ‘feeder‘ y de corta distancia. Asimismo, cuenta con corredores ferroviarios consolidados y una potente oferta de transporte por carretera que conecta el puerto con los diferentes mercados europeos.