La ingeniería de Still se ha puesto al servicio del sector de la intralogística para garantizar la comodidad, incrementar la potencia y reducir el consumo de los seis modelos de la gama RX 70-20/35.

Estas carretillas, con una capacidad de elevación de hasta 3,5 toneladas y una velocidad de 21 km/h, se caracterizan por su accionamiento diésel-eléctrico. Sus motores industriales son ahora un 20% más potentes, pues han pasado de los 36 kW a los 44 kW, garantizando además un funcionamiento silencioso.

El sistema híbrido minimiza las vibraciones y asegura un rendimiento de bajo consumo con el mínimo impacto medioambiental. De hecho, gracias a su motor diésel con filtro de partículas, el catalizador de oxidación y su motor de GLP con convertidor catalítico de tres vías, cumplen a rajatabla con la normativa europea sobre emisiones de motores.

Por otro lado, el nuevo sistema de accionamiento con dos motores de tracción independientes, uno para cada rueda de tracción, permite maniobrar sin esfuerzo, y los paneles de mando pueden ser seleccionados individualmente, garantizando el control de cada movimiento.

Múltiples funciones

La espaciosa cabina incluye elementos ajustables para respetar la ergonomía. La carga permanece en el campo de visión en todo momento, gracias a los ventanales de amplias dimensiones, el diseño del mástil, el cilindro de elevación libre situado a baja altura y el parasol.

Las RX 70-20/35, que permiten desenvolverse con facilitad en espacios reducidos, se ajustan a las necesidades concretas del operario con múltiples funciones, que le permiten seleccionar entre la rotación o la eficiencia máxima activando uno de sus cinco programas de conducción.

Adaptable a cualquier aplicación, la velocidad, la aceleración y el frenado también pueden ajustarse individualmente. El nuevo ordenador de a bordo ‘Easy Control’ proporciona acceso directo a las funciones de rendimiento, con información relevante e inmediata del estado de la carretilla.