La sostenibilidad medioambiental constituye uno de los retos más inmediatos para la distribución urbana de mercancías, en un marco de fuerte empuje de las entregas domiciliarias por el auge del comercio electrónico en los últimos años.

En los entornos urbanos, los vehículos eléctricos se están consolidando como una alternativa cada vez más consistente para facilitar el reparto de mercancías en áreas de acceso restringido.

Con esta visión, Renault ha lanzado al mercado su furgón totalmente eléctrico Master Z.E., especialmente diseñado para las entregas de última milla y que incorpora una batería de última generación, capaz de recargarse totalmente en un tiempo de seis horas, y un motor de alta eficacia energética con una autonomía de 120 kilómetros.

Así mismo, el fabricante galo también ofrece diferentes versiones de este vehículo, con cuatro versiones que incluyen tres largos y dos alturas diferentes, diversas transformaciones a medida, con capacidades de carga útil de entre 1.000 y 1.100 kilos, así como un volumen de carga de entre ocho y 22 m³.

Con la incorporación del nuevo Master Z.E., Renault completa su gama de vehículos eléctricos, que, de este modo, van desde el cuadriciclo hasta el gran furgón, en línea con su plan estratégico.

Por otra parte, la marca francesa también ha lanzado al mercado su ecosistema de conectividad para profesionales asimismo Renault Easy Connect for Fleet, que facilita la gestión de las flotas de vehículos, reduce su coste de utilización y que estará disponible en toda su gama de vehículos a mediados de 2018.