Durante el pasado mes de marzo, el puerto de Santander ha batido su registro máximo de tráfico de mercancías, con un volumen de 618.110 toneladas, un 25% por encima de los registros del tercer mes de 2020.

Así mismo, el tráfico portuario del enclave cántabro en el primer trimestre alcanza las 1.566.971 toneladas, lo que supone un aumento del 11,7% con respecto al mismo periodo de 2020, lo que coloca al recinto en una tendencia de superación de la pandemia.

Con más detalle, del total del tráfico acumulado durante este periodo, 794.238 toneladas han sido de graneles sólidos, un 11% anual más, 52.624 toneladas de graneles líquidos, un 23,5% menos que hace un año y 720.109 de mercancía general, un 16,6% más que durante los tres primeros meses del año pasado.

Por otra parte, el movimiento de contenedores también se ha incrementado un 55,1 % con respecto al mismo período de 2020, para alcanzar un volumen total de 8.050 TEUs entre enero y marzo.

Finalmente, el tráfico de carga rodada también presenta un incremento anual de un 12,2 % en el primer trimestre de 2021, para sumar un total de 583.570 toneladas.

En marzo, el puerto de Santander ha movido 315.227 toneladas de graneles sólidos, un 33,1% anual más, 14.204 toneladas de graneles líquidos, un 52,8% menos que hace un año, y 288.679 toneladas de mercancía general, un 26,8% más que en marzo de 2020.