Almacén de Mecalux para el Grupo Stanley Black&Decker en Francia.

Mecalux está construyendo en Francia un centro logístico para la compañía Facom, líder en Europa en la comercialización de herramientas para el sector industrial y de la automoción.

Esta empresa, que pertenece desde 2006 al Grupo Stanley Black&Decker, dispondrá de un almacén de 18.000 m² en la población de Damparis, al nordeste de Francia, que permitirá servir los productos de utillaje destinados al conjunto de países Europeos.

Los sistemas de almacenaje que instala Mecalux en el centro logístico permitirán mover 8.000 paquetes diarios de productos de Facom.

Mecalux instalará en el almacén de Facom 120 m lineales de transportadores que, gracias a unos rodillos metálicos, trasladarán las mercancías hacia las posiciones deseadas por los operarios. Más concretamente, mediante el accionamiento de sistemas de motorización y de control de presencia a través de elementos de detección mecánica u óptica, se consigue que las cajas o bandejas se desplacen de forma controlada hacia las posiciones requeridas.

Se trata de un sistema de transporte continuo y escalable, según las necesidades de crecimiento que planteen sus usuarios. Los transportadores son robustos, diseñados para resistir una operativa diaria de alto rendimiento, y su diseño ergonómico y compacto facilita el trabajo del operario.

Asimismo, la compañía equipará la nave con estanterías para almacenar paletas, de 9 m de altura y 90 m de longitud, así como estanterías para picking M7 y para picking dinámico, de 2 m de altura y 20 m de longitud. Esta clase de estanterías facilita que las mercancías lleguen rápidamente al operario para poder preparar los pedidos, sin que éstos tengan casi que moverse.

Estas estanterías están pensadas para almacenes con mucho volumen de picking, ya que aumentan el número de líneas a preparar y evitan desplazamientos del personal que realiza dichas operaciones. Se trata de estanterías formadas por plataformas inclinadas de roldanas o rodillos que garantizan la óptima entrada y salida del material. La mercancía se introduce por un extremo y se desliza por gravedad, hasta el lado contrario que da al pasillo de salida. De esta forma, se obtiene una perfecta rotación del producto, se evita interferencias en las tareas de reposición y recogida del material, a la vez que incrementa la rapidez en la preparación de pedidos.

Todo el centro logístico será controlado por un software de gestión, que permitirá saber desde el estado del stock hasta el control de pedidos en tiempo real.

Almacén vertical automático Clasimat

Para ahorrar espacio y disminuir el tiempo de preparación de los pedidos, el centro logístico contará también con un almacén vertical automático Clasimat de 9,5 m de altura. Este producto de Mecalux posibilita que la mercancía almacenada vaya directamente al operario, reduciendo así el número de recorridos que normalmente se producen dentro de un edificio de estas características.

Clasimat es una estructura que dispone de un mecanismo extractor y elevador para la entrada y salida de las mercancías. Su funcionamiento es muy sencillo: el operario selecciona en la pantalla el producto deseado y, automáticamente, la lanzadera se desplaza en vertical hasta el nivel en el que está ubicado, extrae la bandeja correspondiente y la lleva hasta el puesto de picking o mesa de salida.