Esta misma semana, la Sección de Viajeros del Comité Nacional del Transporte por Carretera ha remitido una carta a la directora general de Transporte Terrestre para solicitar «medidas que favorezcan el fuerte deterioro de la tesorería de las empresas y de los empresarios autónomos».

Algunas de ellas podrían también interesar al transporte de mercancías por carretera, también afectadas por una situación de incertidumbre que tendrá una duración aún por determinar.

Entre ellas, el órgano consultivo que preside Rafael Barbadillo propone poder acceder a ERTEs con reducción de plazos, actualizar los pagos retrasados de las Administraciones Públicas al sector, así como suprimir mientras dure la crisis de los recargos por aplazamiento de los pagos a la Seguridad Social.

De igual modo, también se ha solicitado el aplazamiento sin intereses de los ingresos del IVA, el establecimiento de líneas de crédito sin interés, o con interés mínimo, por el ICO, para hacer frente a los leasing o renting de los vehículos.

Además, también se pide la dotación de medios de protección a los transportes, indicaciones sobre protocolos de actuación y medidas de promoción que ayuden a la reactivación económica una vez se haya estabilizado la situación.

Por último, la Sección también pide coordinación institucional entre las diferentes administraciones para hacer frente a esta crisis remando en la misma dirección.