En el sector de la carretera, el pasado 2012 se inició con una petición que  ya resulta clásica en los últimos años, la que hacen las patronales de empresas de transporte para que las administraciones “tomen medidas “urgentes” para ayudar al sector de la carretera. Así lo hizo la CETM que exigía a la recién llegada Ana Pastor abordar la modificación de la LOTT, la reforma de la Ley del Contrato de Transporte o el mantenimiento de la figura del gasóleo profesional.

A primeros de enero también se hacía pública la convocatoria 2011 de ayudas a las Redes Transeuropeas de Transportes, destinada para proyectos con objetivos como el de promover el desarrollo de infraestructuras que reduzcan el cambio climático o facilitar la entrada en funcionamiento de proyectos TEN-T.

En enero el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, al que se suma el Tribunal Superior de Galicia, plantea ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea una cuestión prejudicial para que analice la posible ilegalidad del Impuesto sobre las Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos (IVMDH)

Este mes también asociaciones patronales como Fenadismer o la portuguesa ANTP protestan contra los peajes que acaban de entran en funcionamiento en Portugal. Por ello, Ambas organizaciones acuerdan impulsar una plataforma internacional para la supresión de los peajes portugueses, junto con los municipios fronterizos afectados y otras organizaciones sociales.

Joaquín del Moral, director general de Transportes Terrestres

Joaquín del Moral Salcedo se reunió en febrero con el sector para analizar los problemas pendientes

Ya en el mes de febrero, se produce la primera reunión de las organizaciones nacionales de transportistas con el nuevo director general de Transportes Terrestres, Joaquin del Moral, en la que aseguró que  la reforma de la Ley de Ordenación de Transportes Terrestres se iba a tramitar con carácter urgente. Una “urgencia” que al final ha sido de un año ya que el proyecto lo ha presentado la ministra Pastor al Consejo de Ministros en el mes de diciembre para el inicio de su tramitación parlamentario a partir de enero de el actual año 2013.

También en febrero se empieza a notar los efectos de los peajes portugueses con una reducción del tráfico de camiones en las carreteras limítrofes entre ambos países. Así lo denunció la Cámara de Comercio de Salamanca tras los estudios y controles que realizó sobre el tráfico de vehículos de mercancías en la provincia castellana.

El día 10 de febrero, Ana Pastor anuncia su programa de infraestructuras, transportes y vivienda, el PITVI, que buscará “una planificación más acorde con las necesidades actuales”, según dijo. Paralelamente, desde el departamento de Pastor se insiste en que la Euroviñeta no se aplicará durante este legislatura dado que la aplicación de cualquier tipo de tarificación por uso de infraestructura es “voluntaria” para los estados miembros.

Febrero finalizó con la presentación de Fitrans, federación de cinco asociaciones de transportistas que en el mes de diciembre decidieron abandonar Conetrans, por discrepancias con la directiva que preside Ovidio de la Roza, provocando una importante excisión. No obstante, y aunque la aspiración de Fitrans era formar parte del CNTC, poco más se ha sabido de esta patronal desde su presentación oficial.

Ignacio Cepeda, presidente de Guitrans, durante la asamblea general 2011

En marzo, se anuncia oficialmente que Alemania empezará a cobrar la ecotasa a partir del mes de agosto. Así lo anunció el ministro alemán de Transportes al señalar que todos los vehículos pesados pagarían por circular por las carreteras alemanas de cuatro vías.

El día 6 la CEOE presenta un plan de infraestructuras de impulso de la actividad económica que, según la gran patronal, contribuiría a que el PIB crezca un 0,48% “solo en el primer trimestre” posterior a su lanzamiento, y un 1,3% en el conjunto de cinco años de duración del plan.

En este mes también ve la luz el esperado “plan de pago a proveedores” de 35.000 millones de euros que el nuevo Gobierno pone en marcha con el objetivo de poner fin a la morosidad de las administraciones públicas. La CETM valora positivamente la medida por ser un “balón de oxígeno” para muchas empresas del sector transporte. Una huelga general que finalmente no provocó en el transporte de mercancías grandes disturbios y, aparte de pequeños incidentes, se desarrolló con normalidad.

De cara a la nueva huelga general del 29 de marzo, los sindicatos proponen al ministerio de Fomento los mismos servicios mínimos en el transporte que los que se realizaron en la huelga general del año 2010.

Mientras, la UE rechaza la introducción de los “megacamiones” en la normativa europea. Algunas asociaciones sectoriales, como Fenadismer, comporten dicha posición en la “actual situación económica”.