Proyecto de ampliación del puerto de Melilla.

Proyecto de ampliación del puerto de Melilla.

El BOE publica en su edición de este jueves 18 de julio, la resolución favorable del ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente sobre la evaluación de impacto ambiental del Plan director de infraestructuras del puerto de Melilla (PDI)

En concreto, la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural del ministerio no considera necesario que el Plan Director del Puerto de  Melilla se someta a la tramitación ambiental prevista en la legislación vigente por entender que el  marco de actuación se desarrolla en una zona de reducido ámbito territorial y que el nivel  de protección del medio ambiente y la integración ambiental pueden conseguirse de  forma similar mediante la aplicación de la evaluación de impacto ambiental de los  proyectos que lo realizan.

En concreto, del análisis de las respuestas recibidas en la fase de consultas previas del Plan se desprende que las administraciones con competencias en la protección del medio ambiente, y fundamentalmente la consejería de Medio Ambiente de la Ciudad Autónoma de Melilla a través de su Oficina Técnica, consideran adecuada la protección del medio ambiente del ámbito territorial afectado por el PDI del puerto de Melilla tanto si se realiza a través de la evaluación del propio plan como de los proyectos que lo desarrollen.

Puertos del Estado es el promotor del Plan Director de Infraestructuras del Puerto de Melilla y presenta dos tipos de objetivos como prioritarios del PDI: socioeconómicos y geoestratégicos.

Entre las alternativas planteadas, el promotor se decanta por aquellas que amplíen la superficie portuaria hacia el exterior del puerto. Entiende que las alternativas que se desarrollan hacia el interior del puerto no permitirían dar solución a las necesidades de suelo industrial de la ciudad, no alejaría  las industrias peligrosas del centro de la ciudad y no posibilitaría la captación de un tráfico de contenedores importante.

La actuación principal consistiría en la construcción de una nueva dársena para facilitar el desarrollo portuario mediante la instalación de una terminal de trasbordo  de contenedores, que convertiría a Melilla en un puerto de referencia en el Estrecho de  Gibraltar.

En una primera fase se prevé la ampliación de la superficie portuaria, fundamentalmente para destinarlo a un uso industrial, trasladando instalaciones de las  actualmente existentes o creando otras nuevas. En total unas 10 hectáreas. En una segunda fase esta superficie se incrementará para albergar una terminal de contenedores, hasta un total de 35 hectáreas de nuevas superficies portuarias. Además de la mencionada reubicación de industrias molestas o peligrosas, la ampliación  incorporará una zona de actividades logísticas (ZAL).

Estudio ambiental en la web del puerto

Por su parte, la Autoridad Portuaria de Melilla ha anunciado que publicará en su página web el estudio de impacto medioabiental que han elaborado varios expertos en la materia sobre las consecuencias que podría tener el proyecto de ampliación del puerto sobre la conservación de la patella ferruginea, muy común en las costas melillenses.

Este estudio es fruto de un convenio entre la Autoridad Portuaria y la Universidad de Granada firmado el año pasado, con el objetivo de obtener información científica y ayuda de técnicos especializados para tratar de plantear el proyecto de ampliación del puerto con una posición más favorable desde el punto de vista ambiental.

El presidente del puerto melillense, Arturo Esteban, ha dejado claro que es el primer interesado en no provocar daños medioambientales a la patella ferruginea ni otras especies con el proyecto de ampliación portuaria, en cuyo caso sería necesario buscar alternativas para hacer sostenible la obra.