dhl ford automocion

Ford ha experimentado una profunda transformación en la cadena de suministro en la planta de Almufasses.

El crecimiento experimentado en la fábrica de Ford en Almussafes, Valencia, al duplicar en cinco años las piezas necesarias para fabricar sus vehículos, ya que ha pasado de encargarse de los más compactos y pequeños de la marca a fabricar todoterrenos y monovolúmenes, ha traído consigo una transformación profunda en la cadena de suministro de la factoría. 

El hecho de que la fábrica necesite 20 proveedores más que hace un lustro para abastecerse de dichos componentes da buena muestra de ello.

En este contexto, el presidente de la compañía en España, José Manuel Machado, ha señalado durante el Salón del Automóvil de Ginebra que España debe ser más eficiente en logística, «tanto en infraestructuras como en normativa y gestión», según recoge Expansión. 

Así, el desarrollo del Corredor Mediterráneo y la introducción de los megacamiones en el país se convierten en puntos claves para la compañía. En cuanto al corredor ferroviario, esperan que el mismo esté operativo en 2016, siendo «prioritario adaptar cuanto antes» el ancho de vía español al europeo.

A este respecto, el fabricante está dispuesto a asumir el coste del tramo de vía que va de la fábrica hasta el corredor y ofrece que pueda ser utilizado por otras compañías.

En lo que se refiere a normativa, desde Ford esperan que «en un corto plazo» se apruebe en el país la normativa que permita el tráfico de megacamiones, de 25,25 m y 60 tn.

Del mismo modo, el presidente sostiene que «hay que mejorar la gestión logística», puesto que «los camiones y los trenes no tienen que ir sólo llenos, han de venir también repletos».

Con todos estos factores, Ford reduciría en dos puntos los costes logísticos en la fabricación.