MensajeroDirecto, el nuevo proyecto de red nacional de distribución de paquetería y mensajería puesto en marcha por un grupo de profesionales del sector, ha asegurado a cadenadesuministro.es que sus operaciones se iniciarán el próximo 15 de enero con una número mínimo de 200 agentes y con el objetivo de alcanzar en su primer mes de actividad un volumen de 12.000 envíos diarios.

En esta primera fase, la tipología de producto que moverá MensajeroDirecto está entre 3 y 7 kilos, “pudiendo llegar hasta un máximo de 30 kilos, porque el objetivo es que todo sea manipulable a mano”, indica José Gómez Ávila, director de desarrollo de Negocio de la compañía, que descarta en cualquier caso manejar mercancía paletizada.

Este volumen es el mínimo para cubrir costes y garantizar las rutas y el responsable cree que es posible porque «los cálculos del plan de negocio de la compañía están hechos en función al PIB, la la extensión del territorio, la industria existente en la zona y la población de cada una de las provincias donde habrá un agente» de MensajeroDirecto. Aparte, destaca Gómez Ávila, “hay que tener en cuenta la experiencia y la cartera de clientes con la que cuenta el agente».

Agentes sin exclusividad

Es en el agente que se una a Mensajero Directo sobre el que gira todo el proyecto de la compañía. “Frente a las condiciones leoninas que imponen otras marcas, nosotros sobre todo aspiramos a ser un proveedor de servicios a los agentes, que son los que tienen los clientes y el protagonismo en la red, para que hagan su negocio”. Por ello, no se exige exclusividad a la compañía y el socio podrá colaborar con otras marcas de paquetería.

MensajeroDirecto se propone alcanzar un máximo de 260 agentes para garantizar la capilaridad de las entregas en todo el territorio nacional, incluido las Islas y Ceuta, Melilla y Andorra.

Los socios de la red tendrán que garantizar un volumen mínimo de producción, para lo cual se han fijado tres clases de zonas (A,B y C) con unos niveles de expediciones calculados y en base a ello se exigirá una facturación mínima mensual. Así, la zona B tiene un descuento sobre la tasa de arrastre del 3% y la C del 5%. Por contra, si los agentes superan su objetivos recibirán un rápel en función de su producción y, por tanto t, mbién tendrán más beneficios económicos.

Otro de nuestro atractivos es que los agentes que se unan al proyecto ya tienen creada su infraestructura y en función de la evolución de MensajeroDirecto podrán incorporar mayor volumen de actividad a nuestra red y así ganar más”, asegura el responsable. También pone en valor que el agente tendrá que paga solo una cuota de arrastre «y ninguna otra, a diferencia de lo que pasa con otras redes donde el franquiciado tiene que abonar más tasas por múltiples servicios prestados por la matriz», apunta Gómez.

En el negocio e-commerce donde la compañía tiene más esperanzas, “sobre todo en un momento donde el resto de marcas y sus franquiciados están distribuyendo a preciso descabellados”, asegura José Gómez.

Plataforma en Madrid

Una vez realizados los contactos con los potenciales agentes, el siguiente pasa es que la mercantil creada para gestionar MensajeroDirecto, Siltycom, hará una ampliación de capital para dar entrada a nuevos inversores que han mostrado interés y que representan a los agentes. Asimismo, en breve se pondrá en marcha la instalación central de Mensajero Directo en Madrid, en la zona de Coslada o Torrejón y el objetivo es que haya más plataformas en Barcelona, Valencia, Zaragoza y Jean.

servicios especiales de MensajeroDirecto

Hasta el momento, la inversión para poner en marcha el proyecto ha ascendido a 400.000 euros, que se han destinado sobre todo a maquinaria, infraestructuras y puesta en marcha del sistema informático de MensajeroDirecto y otros requisitos legales y administrativos.

El directivo reconoce que en el aspecto comercial para atraer a agentes, el esfuerzo se ha focalizado en algunos socios de otras redes “porque sabemos que se están produciendo descontento y hay movimiento de fuga en algunas redes”.
Asimismo rechaza que se pueda aplicar a la nueva red el término de paquetería “low cost” porque “nosotros no descuidamos el servicio al cliente final sino que ofrecemos una red con más ventajas para el asociado.

De 2.000 a 3.000 euros de depósito

Para ser agente de MensajeroDirecto y teniendo en cuenta la tipología de la zona  es necesario suscribir una cuota de 2.000, 2.500 o 3.000 euros para garantizar la reserva de zona. No obstante, este dinero cuenta con un aval garantizado por parte de los promotores por si finalmente el proyecto no arrancase por un motivo de fuerza mayor, pudiendo así recuperar el agente la inversión realizada. Es importante destacar que esta aportación no es a fondo perdido, cuando comienza la actividad la suscripción de reserva pasa a ser una fianza sobre la facturación mensual.