La cadena de distribución valenciana Mercadona ahorró 2 millones de euros en costes logísticos el pasado año 2012 gracias al acercamiento de las instalaciones de los proveedores a sus bloques logísticos, a la optimización de la capacidad y nivel de ocupación de los camiones y a la disminución de los kilómetros realizados por carretera.

Así lo refleja la memoria anual de la compañía presentada este jueves por su presidente, Juan Roig, durante la rueda de prensa ofrecida para da a conocer los resultados del ejercicio pasado, que concluyó con un volumen de facturación de 19.077 millones de euros, un 7% más que en 2011, y un beneficio neto de 508 millones de euros, un 7% más que en 2011, cifra que representa un 2,9% de las ventas.

Menos camiones, más barcos y ferrocarril

En concreto, en 2012 la cadena de supermercados redujo en 66.900 los camiones utilizados para abastecer sus tiendas gracias al modelo de «Descarga Nocturna Silenciosa» establecido en 466 tiendas de la red y, paralelamente, los kilómetros recorridos se han reducido en 11 millones, lo que ha llevado aparejada una reducción de 10.000 tn de emisiones de CO2.

Frente a esta menor utilización del modo carretera, la compañía valenciana incrementó un 2% las toneladas transportadas por ferrocarril. En concreto, movió en total 540 trenes de mercancías en 2012 a través de su operador logístico Acotral con las nueve rutas configuradas por las que se transportaron un total de 290.000 tn. Este mayor uso del ferrocarril, permitió eliminar 14.000 camiones de las carreteras y realizar 12 millones menos de kilómetros.

Por lo que se refiere al modo barco, Mercadona movió otras 685.000 toneladas por este medio, lo que supone un 17% de incremento respecto a 2011. En este sentido, la distribuidora destaca que la potenciación del barco ha propiciado 33.000 camiones menos en las carreteras.

Inversión logística

En 2012, la inversión de Mercadona alcanzó los 650 millones de euros. Para seguir reforzando su red de distribución, la compañía valenciana tiene comprometidas durante los próximos años inversiones cercanas a los 360 millones de euros. De esta cantidad, 60 millones de euros se están destinando  a la construcción del nuevo bloque logístico de Guadix (Granada), cuya primera fase ya está en marcha y que se prevé que alcance el pleno rendimiento a finales de 2013.

Asimismo, la compañía está invirtiendo 300  millones de euros en el bloque de Abrera (Barcelona),  que tendrá una capacidad para abastecer a 250 supermercados y cuya inauguración está prevista para 2014. Este bloque logístico replicará el modelo de almacén inteligente de Ciempozuelos (Madrid) y de Villadangos del Páramo (León), apuesta pionera de Mercadona que  elimina completamente cualquier manipulación y sobreesfuerzo de los trabajadores.

Mercadona cuenta actualmente con diez bloques logísticos que en su conjunto superan los 737.000 m² de superficie, a través de los cuales se ha abastecido a las 1.411 tiendas censadas al cierre de 2012.

Durante la presentación de los resultados, Juan Roig afirmó que no cree en las subvenciones, en referencia a las ayudas rechazadas para abrir el centro logístico en Guadix, porque «distorsionan el mercado«.