Mercadona ha iniciado un proyecto piloto para utilizar un camión 100% eléctrico para sus sus procesos logísticos de reparto urbano en Madrid.

La iniciativa, que realiza en colaboración Scania, Acotral, Frigicoll y ThermoKing, le permitirá a la cadena valenciana reducir el impacto medioambiental de su actividad en las distintas ciudades en las que la compañía tiene presencia y recortar la contaminación acústica en el transporte.

Durante el período de pruebas, que se realizará con una unidad ya incorporada a la flota de Acotral, Mercadona tiene previsto optimizar los procesos de recargas, que realizará en uno de los muelles de su bloque logístico de la localidad madrileña de Ciempozuelos, con el objetivo de aprovechar al máximo los tiempos de descanso de los conductores y los horarios de carga de mercancías.

Diseñado para ámbitos urbanos, tanto para descargas diurnas como nocturnas, el vehículo es un camión rígido con capacidad para 21 palets y una MMA de 26 Tn, dotado de un motor eléctrico Scania 300 kWh alimentado por baterías de iones de litio con una autonomía máxima de 220 km y un tiempo de recarga completa a 230 kW en corriente continua de 90 minutos.

Además, el nuevo camión es multitemperatura y su equipo de frío, conectado a la misma batería que el motor, es la versión Frigoblock de ThermoKing.

Por otra parte, la compañía valenciana también está introduciendo furgonetas bifuel y, en paralelo, se están realizando pruebas con furgonetas eléctricas.

Además, al tiempo, se están incorporando mejoras de ahorro y eficiencia energética en sus bloques logísticos, como son la introducción de la iluminación led y la instalación de paneles solares fotovoltaicos en algunos de ellos, como los del municipio leonés de Villadangos del Páramo y de Vitoria.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px