El Barcelona-Catalunya Centre Logístic, BCL, ha celebrado por vía telemática su Asamblea General, en la que se ha procedido a la elección de la presidencia del nuevo Comité Ejecutivo y sus órganos de gobierno.

Al haberse presentado una única candidatura de la Autoridad Portuaria de Barcelona, se ha procedido a la elección automática de Mercè Conesa, presidenta del puerto catalán, como nueva presidenta del BCL.

Conesa, que ocupará este puesto durante un periodo de dos años, sustituirá a Pere Navarro, que ocupará una de las tres vicepresidencias. Al frente de las otras dos van a estar Enric Ticó, presidente de Cimalsa, y Albert Dalmau, gerente del área de Economía, Recursos y Promoción Económica del Ayuntamiento de Barcelona.

La nueva presidenta ha querido resaltar la visión estratégica del BCL, centrada en impulsar la inversión y ocupación, favorecer mejoras competitivas para el sector en ámbitos como el suelo logístico o las energías renovables, y promover procesos de innovación.

Sus líneas de actuación pasan por establecer alianzas integrales con los sectores clientes, como el de la industria, el de la distribución y el de comercio internacional. En este sentido, la colaboración público-privada tiene que servir para crear un nuevo tejido industrial asentado en la Industria 4.0, optimizar la eficiencia y reducir el impacto ambiental del sector logístico.

Por este motivo, van a potenciarse las nuevas comisiones de trabajo, como son el Logistics Green Deal, The Last Mile Group, Innovation Hub y la de ODS, que abordarán nuevos proyectos colaborativos para favorecer modelos ambientalmente sostenibles e innovadores.