Confort, exclusivdad y conectividad son los principales valores de la gama de vehículos de larga distancia de Mercedes-Benz que irá llegando al mercado en los próximos meses y con la que el fabricante alemán busca adaptarse a un sector que vive un proceso de transformación digital y energética.

Entre ellos se encuentra el Actros L, abierto para pedidos en toda Europa desde julio y que entrará en producción en noviembre.

Este modelo el vehículo más grande de la gama Actros y tiene disponibles tres cabinas con variantes StreamSpace, BigSpace y GigaSpace de 2,5 metros de ancho y piso plano. En el modelo se ha mejorado el aislamiento acústico para reducir el ruido y, de igual manera, la posición del conductor se ha optimizado aún más.

El vehículo incorpora nueva iluminación LED y avanzadas funcionalidades de conectividad, así como un aumento del campo de visión del conductor, especialmente pensado tanto para controlar el perímetro de la unidad, como para reducir la fatiga al volante.

Por otra parte, el Actros F, lanzado el pasado mes de enero de 2021, está disponible con 17 variantes totalmente adaptadas para el transporte nacional y regional, así como dos nuevas cabinas. La marca de la estrella ha depositado gran parte de sus esperanzas para el futuro en el eActros, presentado oficialmente el pasado junio y que entrará en producción en la planta alemana de Wörth el próximo mes de octubre.

Más adelante, en el segundo semestre de 2022, se empezará a fabricar el eEconic para uso municipal a partir de 2024, la marca espera tener el eActros de larga distancia listo para la producción en serie, mientras que en 2027 llegarán los primeros camiones con pila de hidrógeno a línea de producción.

Dos años antes, en 2025, la marca espera haber empezado a producir pilas de combustible a gran escala en Europa, como parte de la iniciativa que desarrolla junto con Volvo y Shell.

Pero la marca va más allá de los cambios en las motorizaciones de sus unidades con energías más limpias y ha redoblado su apuesta por la conectividad y la digitalización, gracias al desarrollo de un ecosistema de gestión con una amplia variedad de soluciones digitales dirigidas a incrementar la vida útil de los vehículos y a optimizar su coste total de adquisición.

Con ello busca una completa integración de las flotas de sus clientes con su red de concesionarios y talleres, para una gestión activa del mantenimiento.