esprinter-en-el-artico

En las pruebas realizadas en el Ártico, la eSprinter ha conservado una autonomía de 100 kilómetros sin recargas.

Con el fin de someter a la versión eléctrica de la Sprinter, la nueva eSprinter, a condiciones climatológicas extremas, los expertos de Daimler han estado realizando pruebas del funcionamiento de este vehículo durante el invierno en el Círculo Polar Ártico.

La nueva furgoneta eléctrica de la marca alemana ha soportado temperaturas de hasta 30 grados bajo cero y ha sido testada en carreteras heladas y con gruesas capas de hielo para comprobar que su batería y los motores eléctricos funcionan incluso en climas tan adversos, antes de que llegue su lanzamiento definitivo en los mercados europeos durante la segunda mitad de este mismo año.

La eSprinter ha sido examinada a fondo, tanto en lo que se refiere a su comportamiento en carretera, como en lo que se refiere al correcto funcionamiento de sus componentes eléctricos, incluyendo los mandos del panel interior, así como en todo lo relacionado con la autonomía del vehículo, que ha conseguido alcanzar los 100 kilómetros en el clima polar.

La nueva furgoneta eléctrica de Mercedes-Benz, pensada para servicios de distribución urbana, estará disponible en versiones de techo alto con una autonomía de hasta 150 kilómetros con batería de 55 kWh, con una MMA de 3,5 toneladas y 10,5 m³ de capacidad, lo que le coloca en magnitudes similares a la modelos diésel de la misma Sprinter.

Con la eVito ya en el mercado y la eSprinter a punto, el el eCitan se prepara para completar la gama de vehículos comerciales del fabricante germano.