En su camino hacia la completa electrificación de toda su gama, Mercedes-Benz Vans sigue tratando de crear valor añadido para sus clientes, mejorando la fiabilidad, calidad y rentabilidad de sus modelos.

Por eso, está trabajando en una nueva Plataforma de Versatilidad Eléctrica, especialmente diseñada para las furgonetas, que servirá de base para el desarrollo de la nueva generación de la eSprinter.

Dispone de tres módulos que garantizan la flexibilidad en la construcción y el diseño de diferentes carrocerías adaptadas a las necesidades de los clientes. Esto facilitará el desarrollo de configuraciones que antes solamente estaban disponibles para motores de combustión.

El fabricante está convencido de las ventajas económicas y ecológicas de los vehículos eléctricos de batería y continuará introduciéndolos en todos los segmentos.

La división de Furgonetas está acelerando su estrategia en este ámbito con una inversión de 350 millones en la nueva plataforma, que será clave para avanzar hacia una movilidad de cero emisiones y permitirá ofrecer soluciones óptimas para todos los mercados, incluidos Estados Unidos y Canadá.

La nueva sSprinter será neutra en CO2, lo que supone un paso más en los objetivos de descarbonización de Daimler para 2039. Asimismo, el fabricante pretende mejorar su posición como proveedor premium de soluciones modernas de transporte para uso privado o profesional. 

En este sentido, Mercedes-Benz Vans está intensificando su relación con los clientes para ofrecer productos y servicios ajustados a sus necesidades. Su intención es establecer nuevos estándares para el segmento de las furgonetas, no solamente en el ámbito de la electromovilidad, sino también en cuanto a la interconexión de los vehículos y la introducción de soluciones digitales.