Mercedes-Benz ya ha iniciado las ventas de su Citan furgón, un vehículo comercial compacto con gran capacidad de carga, y espera que las primeras unidades lleguen a sus concesionarios a finales del próximo mes de octubre.

La furgoneta cuenta con una amplia capacidad de personalización, don dos líneas de equipamiento y cinco motorizaciones con distintos niveles de potencia para cubrir las necesidades de cada cliente que se enriquiecerán, además, más adelante, con versiones de batalla larga y la carrocería mixta.

La gama de motores de la nueva Citan furgón está formada por un motor diésel con tres niveles de potencia, 108 CDI, 110 CDI y 112 CDI, así como con motor de gasolina con dos niveles de potencia, 110 y 113, que comparten una buena manejabilidad incluso a bajas revoluciones y unos bajos valores de consumo, en un vehículo que también destaca por la estabilidad que ofrece, tanto en vacío, como cargado.

La capacidad de carga de la Citan furgón es de hasta 2,9 m³ de capacidad y 786 kg, de tal modo que en el espacio de carga pueden colocarse dos europalets en posición transversal.

Así mismo, las seis argollas de sujeción dispustas en el piso de carga cuentan con certificación ISO y pueden someterse a una carga de hasta 400 daN.

La abertura de carga tiene 1.059 milímetros, mientras que por la parte trasera, también se accede sin problemas al espacio de carga. De igual manera, el modelo cuenta en opción con puertas correderas de apertura amplia en ambos lados del vehículo.

Además del panel separador fijo, disponible con y sin ventanilla, entre la cabina y la zona de carga, se ofrece también una rejilla de protección flexible, mientras que, al tiempo, el asiento del acompañante es abatible para poder disponer de un espacio plano en cabina.