El consejero delegado de Merlin Properties, Ismael Clemente, ha pedido en la última cumbre empresarial organizada por la CEOE, que se deje de atacar a las socimis desde la clase política y que se refuercen este tipo de sociedades para atraer más inversión.

Para ello, ha propuesto una exención fiscal para quien aporte activos inmobiliarios a una de estas empresas a cambio de acciones, lo que permitirá conformar grandes gestores de activos con más capacidad de atraer a fondos.

El ejecutivo ha recordado que este régimen ha sido muy exitoso en España, ya que ha permitido la modernización y profesionalización del sector inmobiliario, atrayendo una gran cantidad de inversión extranjera en los momentos más delicados del ciclo anterior.

En lo que se refiere a las naves logísticas, desde la socimi solicitan que puedan contar con sistemas de autoconsumo energético y que las administraciones públicas se impliquen en el desarrollo de sus conexiones con los diferentes modos de transporte.