La planta de Michelin en Valladolid acoge un nuevo proyecto piloto para la implantación de un prototipo colaborativo que facilite el trabajo de renovado de los neumáticos de gran tamaño, como camiones o autobuses.

La introducción de estos dispositivos ayudará a cualquier persona a poder llevar a cabo este tipo de trabajo tan específico, evitando los esfuerzos derivados de manejar objetos pesados.

Innsomnia, hub de aceleración de proyectos con base tecnológica, ha sido el principal socio del fabricante en este proyecto. Juntos, lanzaron dos retos, el primero de los cuales estaba enfocado en la mejora de la ergonomía de un puesto de trabajo manual en el taller de renovado de cubiertas de camión.

Lo que a priori se concibió como una aplicación para un robot colaborativo fue finalmente resuelto con un manipulador más simple gracias a la empresa valenciana Gaequip. Actualmente, el dispositivo está en la fase final de pruebas a la espera de poder empezar a utilizarse pronto en las fábricas europeas del grupo.

A las ventajas que proporcionará a los equipos humanos, se suma su impacto positivo sobre todo el proceso, con una optimización de los tiempos que se refleja en el aumento de productividad y en la disminución de costes.

El segundo reto está centrado en la búsqueda de una aplicación de mantenimiento predictivo a partir de la Inteligencia Artificial, para anticiparse a las posibles averías de las máquinas y aumentar la capacidad de producción. En este caso, el fabricante está trabajando junto a Tyris Software, que ya está desarrollando un prototipo.

Por otro lado, en su apuesta por la industria 4.0, Michelin buscará ahora junto Innsomnia una nueva solución para optimizar la gestión de piezas de recambio en sus plantas, reducir errores y mejorar el suministro de estas piezas.