La industria de automoción sigue en una dinámica que lleva a las empresas a convertirse en proveedores avanzados de movilidad, en un entorno cambiante marcado por las nuevas tecnologías.

En este sentido, Michelin, tras la compra en mayo de 2019 de Masternaut, uno de los mayores proveedores de servicios telemáticos en Europa con operaciones principalmente en Francia y el Reino Unido, ha decidido abordar de manera integral la gestión de flotas, una actividad en la que ya estaba desde 2016.

Tras las adquisiciones de Sascar en América del Sur y de NexTraq en América del Norte, la adquisición de Masternaut en 2019 ha servido para reforzar aún más la experiencia del grupo en Europa, con el fin de ofrecer soluciones conectadas para gestionar flotas de todo tipo de vehículos, incluidos camiones y semirremolques, furgonetas, autocares y autobuses, y vehículos de construcción.

Gracias a ello, Michelin ya es uno de los cinco principales actores en la gestión de flotas a nivel mundial, con 70.000 clientes y más de un millón de vehículos monitorizados. En Europa, implica a más de 10.000 clientes y está presente en 250.000 vehículos. En la península ibérica la flota actual es de 2.000 vehículos conectados, con la previsión de llegar a 10.000 en 2025.  Seguirán Alemania y Sudáfrica en 2021.

Los principales retos a los que se enfrentan los gestores de flotas de transporte son los bajos márgenes operacionales, los costes de flotas, la eficiencia de combustible, la seguridad y la reducción de accidentes, la disponibilidad de vehículos para maximizar la carga, la optimización operativa y de facturación, las entregas a tiempo y optimización de rutas, la disponibilidad de conductores y su cualificación, y las regulaciones medioambientales.

Para ofrecer solución a todas estas variables, Michelin Connected Fleet, que es el nombre de la división, facilita la supervisión y capacidad de reacción ante cualquier imprevisto de manera inmediata, con una visibilidad total de la flota en tiempo real para reaccionar.

Además, el análisis de la conducción permite reducir costes de combustible y los informes históricos permiten analizar y entender en profundidad el funcionamiento de una flota para optimizar procesos internos y la planificación.

El paquete de servicios y soluciones se han desarrollado de forma específica para  camiones, semirremolques y vehículos comerciales. Existe en cada caso la opción de servicio ‘Plus’ o ‘Premium’,  estando previsto incorporar nuevas propuestas en los próximos meses para la gestión de flotas de todo tipo de vehículos.

A través de ellos, Michelin Connected Fleet ofrece una plataforma de gestión de flotas, que incluye el seguimiento en tiempo real de flotas y viajes para la toma de decisiones diarias. Una plataforma de datos de movilidad y smart reports, que permiten transformar los datos en decisiones relevantes que se traducen en mejoras. Y también formación y gestión de conductores, con herramientas de conducción segura.