Tras los excelentes resultados obtenidos equipando a la flota de autobuses urbanos de Londres durante los Juegos Olímpicos de 2012, Michelin ha puesto a la venta, desde el pasado 1 de mayo, el neumático “que se comunica”, el X
 Incity XZU para autobuses urbanos en la dimensión 275/70 R 22.5, que incorpora un microchip RFID.

Con la incorporación de esta nueva tecnología, las flotas podrán ahorrar tiempo y aumentar la productividad gracias a la trazabilidad digital y directa de los neumáticos, que contribuye a la eficaz gestión del mantenimiento de las flotas, ya que la tecnología de radiofrecuencia permite la identificación del neumático.

El seguimiento de los neumáticos y de los servicios asociados facilita el registro del rendimiento kilométrico a lo largo de toda duración de la carcasa, la trazabilidad de las operaciones de mantenimiento y recauchutado, así como la rápida y fácil identificación del neumático. También permite la optimización del stock, ya que facilita el inventario para la gestión de los almacenes.

Fiabilidad demostrada

En los Juegos Olímpicos de Londres 2012, Michelin equipó los autobuses con neumáticos X Incity XZU, en la dimensión 275/70 R 22.5, provistos de microchip RFID y de sistema de control de presión TPMS (Sistema de Control de la Presión del Neumático, por sus siglas en inglés). Esto permitió recoger fácilmente la información sobre presión, temperatura, profundidad del dibujo y número de serie del neumático, así como una perfecta trazabilidad para simplificar y asegurar el registro de las operaciones de seguimiento.

Con un peso de 0,2 gr y 5 cm de longitud incluyendo las antenas, el microchip RFID no afecta a ninguna de las prestaciones del neumático

Con un peso de 0,2 gr y 5 cm de longitud incluyendo las antenas, el microchip RFID no afecta a ninguna de las prestaciones del neumático

Esta prueba real puso de manifiesto los cuatro grandes beneficios que este sistema ofrece al transporte, como son una mayor eficacia en las operaciones de seguimiento, ya que sólo son necesarios cinco minutos para inspeccionar un vehículo, la total fiabilidad de la información, una mayor seguridad al aumentar la frecuencia del control y, finalmente, un ahorro de carburante y mayor duración del neumático gracias al seguimiento más estricto de la presión.

Tecnología de vanguardia

Los chips RFID que monta Michelin en el neumático X Incity XZU, tienen una memoria divida en cuatro zonas: una para el usuario; otra de identificación del neumático; una tercera inalterable, identificativa del componente RFID, y la cuarta protegida con contraseña para preservar los datos registrados.

Con un peso de 0,2 gr y 5 cm de longitud incluyendo las antenas, el microchip RFID no afecta a ninguna de las prestaciones del neumático, ni presenta riesgos de que se pueda borrar o despegar, como los códigos de barras. Colocado en el interior del talón, su duración es muy superior a la del neumático y resiste las operaciones de recauchutado.

Los neumáticos equipados con RFID Michelin son compatibles con los terminales de lecturas estándar fijos y móviles UHF que responden a la norma ISO 18000-6c o EPC C1G2.