fuell cell

La nueva entidad, propiedad a partes iguales de ambos socios, ofrecerá una gama de pilas de combustible para diferentes usos.

La tecnología del hidrógeno será fundamental en la búsqueda de una movilidad sin emisiones, lo que exige crear una fuerte industria europea en torno a este combustible. Para los vehículos eléctricos, esta tecnología complementa la de sus propias baterías, especialmente en aquellos casos que requieren un uso muy intenso y una mayor autonomía.

Por ello, Michelin ha firmado un Memorándum de Entendimiento con Faurecia, especialista en tecnología para el sector de la automoción, con el fin de crear una ‘joint-venture‘ que reúna las actividades relacionadas con la pila de combustible de hidrógeno, que hasta ahora desarrollaban de forma individual.

Esta nueva entidad francesa, propiedad a partes iguales de ambos socios, desarrollará, producirá y comercializará sistemas de pila de combustible de hidrógeno para turismos, camiones y otras aplicaciones, combinando los activos existentes y complementarios que poseen.

El objetivo es ofrecer, de forma inmediata, una gama de sistemas de pilas de combustible de hidrógeno para diferentes usos. Michelin contribuirá a ello mediante su experiencia en I+D y producción, así como con la actividad de Symbio, nueva filial del grupo y proveedor de sistemas de pilas de combustible de hidrógeno asociados a una gama de servicios digitales.

Faurecia, por su parte, cuenta con experiencia en pilas de combustible, que ha desarrollado a través de su asociación estratégica con el CEA, y relaciones estratégicas con los fabricantes de automóviles. En esta línea, continuará su desarrollo de depósitos de hidrógeno de alta presión con Stelia Aerospace Composites, de lo que se beneficiará la nueva sociedad conjunta.