Mitsubishi, como fabricante de carretillas contrapesadas de combustión interna, ha tratado siempre de combinar la eficacia con unas reducidas emisiones y un funcionamiento silencioso. En este sentido la serie “Grendía es”, se puede considerar el mejor ejemplo a la hora de aunar estas características.

Por su parte, Ulma Carretillas, distribuidor autorizado en España de los equipos de Mitsubishi, tiene entre su principales objetivos la introducción constante de mejoras en los equipos que comercializa, de forma que la inversión que hagan sus clientes sea la acertada, pudiendo disponer a lo largo del tiempo, de una máquina en óptimas condiciones.

En este sentido, la serie de carretillas contrapesadas térmicas “Grendía es” comprende hasta siete modelos diesel y de gas licuado de petróleo (LPG), con una capacidad máxima de carga de hasta 3,5 toneladas y alturas de elevación de hasta 7 m, lo que le confiere una gran versatilidad ya que puede transportar desde pequeños palés hasta cargas de gran tonelaje.

De construcción robusta, para garantizar una total estabilidad, incorporan además una excelente protección integral de la parte inferior que protege el compartimento del motor contra la entrada de suciedad, polvo y agua, proporcionándole a la máquina una vida útil prolongada.

Su tecnología diesel, permiten reducir el consumo de combustible y garantizar una combustión completa y limpia, además de poco ruido. Prueba de ello es su controlador de gestión del motor que posibilita varias funciones electrónicas de manera simultánea, lo que da como resultado emisiones más bajas y un consumo muy reducido.

Nuevo paquete de avanzadas funciones de serie

Además, ahora, la serie “Grendía es” incorpora en sus modelos de manera estándar el control de velocidad avanzado, que limita la velocidad manteniendo sin embargo máxima potencia en rampas y elementos como las luces de tipo led, también dejan de ser opcionales para ser ofrecidos de serie y favorecer así una mayor seguridad “para poder ver y ser visto”.

Igualmente el autodiagnóstico permite disponer de mayor cantidad de información al operario, pedales estilo automóvil que favorecen el control y la comodidad, arranque con código PIN con ajustes específicos del conductor que se incluye de serie para impedir el uso no autorizado y un bajo nivel de ruido para el operario, tan solo 78 dBA y baja vibración del tren de potencia, lo que aumenta el confort y disminuye la fatiga son algunas de las muchas prestaciones que acompañan a estos modelos.

Por último la serie “Grendía es” equipa el exclusivo Sistema de Presencia Integrado que garantiza la seguridad y comodidad del operario en todo momento.