En un escenario en el que las regulaciones medioambientales marcan el paso y el compromiso por la sostenibilidad es cada vez más evidente, las navieras impulsan mejoras para adaptar sus flotas a los nuevos requerimientos del mercado.

En este contexto, Euro Marine Logistics, filial belga de Mitsui OSK Lines ha empezado a probar en Oslo un portacontenedores que utiliza biocombustibles, en vez de combustibles fósiles para reducir el impacto medioambiental de su operativa.

Para esta iniciativa, la compañía europea ha suscrito un acuerdo para el suministro de biocombustible con la neerlandesa GoodFuels, mediante el cual se han suministrado unas 370 toneladas de biocombustible al buque en el puerto neerlandés de Flushing.

El biocombustible se puede utilizar en embarcaciones sin cambiar las especificaciones del motor, por lo que la naviera estima que este carburante tiene el potencial para situarse como una alternativa eficaz a los combustibles fósiles en la nueva estrategia medioambiental del grupo naviero japonés.

Los biocombustibles se consideran neutros en carbono porque el CO2 absorbido por la fuente de la biomasa es igual al C 2 liberado cuando se quema el combustible, por lo que están certificados como combustibles sostenibles según los estándares internacionales establecidos.