La empresa con más de 100 años de experiencia en el sector de la logística alimentaria a temperatura controlada, ha ampliado su flota de semirremolques frigoríficos con la incorporación de cinco unidades.

La operación, realizada bajo la fórmula de renting incluye todos los servicios necesarios, incluyendo la reposición de los neumáticos.  Los semirremolques frigoríficos son del fabricante Schmitz Cargobull e incorporan telemática que permite conocer la posición, temperatura y la apertura de puertas de cada unidad. Incluye almacenamiento y acceso de los datos de los últimos doce meses en el portal.

Para Montfrisa es fundamental la gestión de la flota con una única herramienta, independientemente del fabricante que se trate en cada caso, lo cual es posible ahora, pudiendo acceder desde la misma interface, a los datos de toda la flota.

Dentro del paquete de servicios que acompañan a la operación, se incluye cobertura total del mantenimiento y reparación del vehículo a través de la red de servicio del fabricante.

Montfrisa acaba de obtener el certificado de calidad ISO 9001-2015 lo que viene a demostrar su compromiso con la seguridad, legalidad y calidad de los productos alimentarios que almacena y transporta.

Fundada en 1919 en Lugo, en la actualidad, cuenta con una capacidad de almacenamiento de más de 58.600 palets en sus bases de Madrid, Barcelona, Vigo, Bilbao, Sevilla y Valencia.