El cierre de las centrales térmicas afectará al transporte de carbón desde los puertos a estas instalaciones.

La falta de actividad de la planta de Endesa-As Pontes afecta a más de 200 empresas de transporte gallegas.

Tras más de 60 días sin actividad en la planta de Endesa-As Pontes, debido al alto coste que en este momento debe de pagar la central por las emisiones, los transportistas gallegos de carbón han decidido plantarse e iniciar una serie de movilizaciones que se extenderán a lo largo de toda esta semana.

La situación afecta a un colectivo de más de 200 empresas que, después de haber realizado importantes inversiones en nuevos vehículos menos contaminantes para el abastecimiento de carbón de la central térmica de As Pontes, por importe de más de cinco millones de euros y adaptarse al plan de inversiones diseñado por la compañía energética.

Consecuentemente, este lunes 8 de julio se producirá una concentración de camiones que partirá de As Pontes, para dirigirse a Ferrol, y luego a Santiago de Compostela, Vigo y Orense, para terminar en Lugo, a través de la AP-9 de Ferrol a Vigo, de la A-52 entre Vigo a Orense, así como de la N-540 de Orense a Lugo.

Al día siguiente, 9 de julio, los transportistas gallegos de carbón partirán para Madrid desde Lugo a primeras horas de la mañana por la A-6, con llegada prevista a mediodía a la capital de España y el posterior traslado a Nuevos Ministerios.